Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

TARDES DE DOMINGO

He perdido los días de la semana. Actualmente llevo una vida en la que todos los días son exactamente iguales.
Recuerdo y añoro ahora la euforia que se iba apoderando de mi ánimo conforme avanzaba la tarde de los viernes, ante lo que se me antojaba un tiempo extra: cerrada la semana de trabajo y con el fin de semana aún sin estrenar, la tarde-noche del viernes es un tiempo fuera del tiempo. Cuando no tenía ningún plan y la tarde amenazaba con transcurrir como la de otro día cualquiera la euforia se transformaba en triste melancolía.

ELOGIO DE INTERNET 2

EPISODIO 1




Hay películas que, por razones de las que uno no siempre es consciente, se fijan en la memoria y no se desvanecen por mucho tiempo que pase. Calculo que debería tener yo unos 16 años (ahora paso de los 50) cuando vi en el cine de mi pueblo una película que luego siempre he recordado y deseado volver a ver; pero de la que nunca volví a tener noticias.
En aquellos tiempos y viviendo en un pequeño pueblo de Castilla, no se iba al cine para ver una película concreta que te interesaba; había cine los fines de semana y, creo recordar, un día entre semana, se iba porque no había otra cosa mejor que hacer y lo de menos era la película que pusieran, es por esto que yo no recordaba ni el título ni ningún otro dato de la película. Por aquel entonces, además, había un curioso método de distribución de las películas que no sé si aún sigue vigente y que consistía en que la películas de mas, digamos, renombre encabezaban una lista en la que se incluían otras de menor atractivo, de manera qu…